26.6.22

Durante el siglo pasado, se registraron en la India casi 50 casos de supuestos "niños salvajes "

 


Artículo original en India Today , escrito por 



Pero, incluso después de 10 años de compañía humana, Dina, de 160 centímetros de altura y 18 años de edad, no se desarrolló mentalmente. V. Ball, en su obra The Jungle Life in India, describió a Dina con una frente baja, dientes prominentes y con modales "inquietos e intranquilos". Dina murió de tuberculosis en 1895 a la edad de 29 años.

 

Dina Sanichar, c1894. Fue  el más antiguo de los varios "niños lobo" documentados en la India por los funcionarios del Raj británico durante el siglo XIX

   

Durante el último siglo,  se han encontrado casi 50 supuestos casos de niños lobo en la India. Todos detentaban rastros de la vida en la selva en su comportamiento. Tenían los dedos de los pies y de las manos hacia dentro en lugar de hacia fuera, y callos en las palmas, los pies y las rodillas. 

Aunque su autenticidad ha sido cuestionada por los expertos, todavía hay muchos que creen que una loba que secuestra a un niño humano, a veces lo adopta y lo cuida tan bien como lo habría hecho su propia madre.



 

21.6.22

Tom Hanks califica a la trilogía de 'El Código Da Vinci' como 'patrañas'

Tom Hanks califica a la trilogía de 'El Código Da Vinci' como  'patrañas' y no de "comercial de buena calidad" En definitiva  "son deliciosas búsquedas del tesoro que resultan tan fieles a la Historia auténtica  como  las películas de James Bond  lo son al espionaje real".

Nota original en Indie Wire , escrita por Samantha Bergeson

Tom Hanks ha descifrado "El Código Da Vinci"... y lo ha calificado de "patraña".

En una reciente entrevista con The New York Times, el ganador del Oscar, Hanks calificó a la trilogía dirigida por Ron Howard de "tan cínica como un crucigrama" y de una escandalosa historia de aventuras hecha para la taquilla. La franquicia arrancó en 2006 antes de dar lugar a dos secuelas, "Ángeles y Demonios" e "Inferno".

"Dios, eso realmente fue una empresa comercial", dijo Hanks. "Sí, esas secuelas de Robert Langdon son una estupidez. 'El Código Da Vinci' en sí es una patraña".

Hanks continuó: "Quiero decir, [el autor] Dan Brown, Dios lo bendiga, dice: '¡Ahí hay una escultura en un lugar de París! Mejor no,... está muy lejos. ¿Puedes ver cómo se forma una cruz en el mapa? Bueno...,  es una especie de cruz". 

Esas son en realidad deliciosas búsquedas del tesoro que son tan fieles a la historia como las películas de James Bond lo son al espionaje... Todo lo que hacíamos era simplemente prometer diversión".

 Y aunque Hanks ha dicho que no tiene problemas con las franquicias, más les vale que cumplan en la taquilla con ganancias .

"No hay nada malo en hacer dinero con los films, siempre que sean películas comerciales buenas ", añadió la estrella de "Elvis". "Para cuando hicimos la tercera [película, Inferno], demostramos finalmente que no era tan buenas películas comerciales".

La trilogía recaudó casi 1.500 millones de dólares en todo el mundo  antes de finalizar en 2016, aunque las secuelas vieron consecutivamente cómo disminuía el rendimiento de la inversión y las críticas eran aún peores. Aun así, Hanks no se queja de formar parte del legado de "El Código Da Vinci".

"Déjame decirte algo más sobre 'El Código Da Vinci'", dijo Hanks a NYT. "Era mi 40º cumpleaños. Estábamos rodando en el Louvre por la noche. Me cambié los pantalones delante de la Mona Lisa. Me trajeron una tarta de cumpleaños en el Gran Salón. ¿Quién puede vivir semejante experiencia? ¿Hay algún cinismo en ésto? Por supuesto que no".

 La saga de "El Código Da Vinci" continuó gracias a la serie de TV derivada (spin-off) "El símbolo perdido", que se estrenó en 2021, con Ashley Zuckerman asumiendo el papel de Robert Langdon.

Su recepción no fue mucho mejor que la de las películas. Kristen López, de IndieWire, dio a la serie una calificación de D (menos de 5 puntos) , escribiendo: "Robert Langdon no es un personaje que se pueda considerar carismático, por mucho que Tom Hanks lo haya intentado. "El Símbolo Perdido" nunca se siente tan ambicioso como su material de origen, y tal vez sea porque todo el asunto llega cinco años demasiado tarde".

 


 

18.6.22

La primer referencia escrita sobre un "rayo globular": la crónica de un monje del siglo XII en Canterbury

 

 Gervasio de Canterbury, autor de "Gesta rerum" (Hechos de los reyes)

El artículo original está publicado en The Conversation  y fue escrito por Giles Gasper  Brian Tanner.

      El 7 de junio de 1195, una bola ardiente y giratoria salió de una oscura nube en un cielo hasta entonces soleado, cerca de los alojamientos londinenses del obispo de Norwich. Los testigos no podían saber que el fenómeno natural que estaban viendo desafiaría la explicación científica durante más de 800 años. Lo que observaron tiene todas las características de un rayo de bola: un efecto atmosférico cuyo origen sigue siendo aún hoy muy discutido.

El relato de este extraordinario momento se encuentra en una crónica monástica compilada entre 1180 y 1199 por Gervase, un monje de la catedral de Canterbury. Parece que se trata del primer registro escrito creíble de un rayo en bola en Inglaterra, y es mucho más convincente que una descripción europea previa . Anteriormente se creía que el primer registro de un avistamiento databa del siglo XVII (la tormenta del 21 de octubre de 1638 sobre una iglesia de Devon) .

Esta extensa obra (de casi 600 páginas en su edición moderna) recoge los acontecimientos históricos de Inglaterra y de otros países, de los amigos y enemigos de la casa monástica y las descripciones de fenómenos naturales notables o inusuales. La obra incluye descripciones de eclipses solares y lunares, terremotos e inundaciones.


Una "señal maravillosa" en el cielo

Descubrimos el relato de lo que parece ser un relámpago de bola mientras explorábamos los registros de eventos naturales de Gervasio en su crónica, una verdadera cornucopia de detalles históricos que dan una idea de la cultura medieval. Hemos escarbado en cientos de páginas en latín y nos hemos topado con este avistamiento, detallado en nuestro artículo en Weather, la revista de la Royal Meteorological Society. Los registros de eventos naturales que hace Gervase aparecen en la narración histórica, a menudo sin preámbulos, ya que es evidente que eran lo suficientemente importantes para él como para incluirlos. La anotación del rayo globular se intercala entre la asunción de un nuevo abad de St Albans y la destitución del abad de Thorney. Por consiguiente, no se intenta explicar el "signo maravilloso" en el cielo que se había visto cerca de Londres, sino que se deja que el lector saque sus propias conclusiones. Un abad ocupa su puesto, otro es depuesto, junto a la aparición de una bola giratoria ardiente. En la crónica dice: 

"Cerca de Londres descendió una señal maravillosa : una nube densa y oscura, que emitía una sustancia blanca que crecía bajo la nube, de la que caía una especie de globo de fuego que se lanzó hacia el río  "

Gervasio parece haber sido un astuto observador y reportero de la actividad celeste. Su descripción aparentemente extravagante de la sustancia blanca que sale de la nube oscura y cae como una esfera ardiente que gira y tiene después cierto movimiento horizontal es coherente con la formación de un espejismo vertical a partir de una columna de aire caliente procedente de una actividad como la que realizan los herreros o los trabajadores de la fundición de campanas.

La descripción que hace Gervase de los relámpagos en forma de bola es notablemente similar a la de los informes modernos. Es casi 450 años anterior al primer informe contemporáneo sobre un rayo en bola en Inglaterra (el relato de la tormenta del 21 de octubre de 1638 en Widecombe, Devon). Aunque el miembro del Parlamento Nicholas Walsh, ya había afirmado que en 1556 un rayo había matado a su familia inmediata dejándolo como heredero de las propiedades de su padre, la historia no parece haber sido registrada sino hasta 1712 debido al historiador Sir Thomas Atkyns.

Durante mucho tiempo, las esferas lumínicas fueron consideradas con escepticismo. Aunque en la actualidad se acepta como un fenómeno genuino con miles de avistamientos registrados, todavía no existe una explicación científica aceptada sobre su origen. Las teorías más complejas incluyen la quema de silicio del suelo vaporizado. Más recientemente, se ha sugerido que la luz está atrapada en una esfera de aire. Es así, uno de los rompecabezas científicos más antiguos que sigue sin resolverse.


La ilusión de la Luna

Aunque son poco frecuentes, existen otros enigmas científicos de larga data. Uno de ellos, que intrigó a los filósofos naturalistas medievales, es la "ilusión lunar", por la que la Luna parece más grande cuando está cerca del horizonte que cuando está en lo alto del cielo. Este fenómeno fue descripto por pensadores medievales como al-Ḥasan Ibn al-Haytham (nacido en Basora, Irak, hacia el año 965 y fallecido en El Cairo hacia el año 1040) y Robert Grosseteste (1170-1253). El efecto aún no está totalmente explicado. Se trata sin duda de un efecto psicológico y no, como creían los observadores medievales, algo asociado a la refracción. 

Otro enigma era el del origen del ferromagnetismo, que se manifiesta en el caso de atracción entre los imanes -no momentáneos, sino permanentes- y el hierro (los imanes de las puertas de los frigoríficos son ejemplos muy conocidos). Autores medievales como Juan de San Amand y Petrus Peregrinus realizaron experimentos con imanes que sentaron las bases para posteriores investigaciones. Sin embargo, no fue sino hasta 1928 cuando Werner Heisenberg proporcionó una explicación satisfactoria del fenómeno en términos de mecánica cuántica.

La comprensión del rayo globular se ha visto obstaculizada por la incapacidad de reproducir el efecto de forma convincente en un laboratorio y, en parte, por las variaciones en los informes de los testigos oculares. La observación experimental de un rayo de bola podría ser un primer paso para proporcionar datos cuantitativos que permitan explicar plenamente la "maravillosa señal que desciende" de Gervasio de Canterbury.

Los monjes medievales como Gervase estaban fascinados por el mundo natural y sus fenómenos. Siglos más tarde, sus registros constituyen una lectura estimulante para los científicos e historiadores modernos.


 

17.6.22

Los rayos globulares existen, ¿pero que son realmente ?

 Probablemente te llevarías un buen susto si un rayo de bola empezara a moverse por tu casa (Wikimedia Commons)  

Artículo escrito por  John Lowke (Miembro honorario, Ciencia e Ingeniería de los Materiales, CSIRO ) Original en The Conversation

 

 El rayo de bola, esfera luminosa,centella o rayo globular es uno de los fenómenos más extraños de nuestro planeta. Suele verse durante las tormentas como una bola de luz del tamaño de un pomelo, con la intensidad de una bombilla de 40W aproximadamente. Se desplaza a la velocidad de un paseo, a un metro del suelo, y dura unos diez segundos.

Ha sido visto por cientos de personas durante cientos de años en casi todos los países del mundo, pero ha seguido siendo un misterio. En pocas palabras, no sabemos qué es,qué proporciona su energía o por qué se mueve independientemente de cualquier brisa.

No obstante, mis colegas y yo hemos publicado un nuevo artículo que debería arrojar algo de luz sobre este misterioso fenómeno y acercarnos un poco más a la comprensión definitiva de lo que es el rayo globular.

 

Una brillante historia 

 Mi relación con los rayos de bola comenzó en los años sesenta, cuando trabajaba en los laboratorios de investigación de Westinghouse, en Pittsburgh (EE.UU.), en la teoría del aire de refrigeración que se forma en los interruptores debido a los arcos eléctricos .

Al lado de mi oficina se encontraba el despacho del físico Martin Uman, que ahora, tras haber escrito tres libros de texto sobre las centellas, está considerado como el principal científico del mundo en materia de rayos.

Un día, mientras tomábamos un café, Martin mencionó que el rayo globular era uno de los pocos fenómenos que no entendíamos en absoluto, a pesar de haber sido visto por cientos, quizá miles de personas.

Yo le contesté que creía que los relámpagos no eran más que aire caliente producido por un rayo, y que la bola de aire caliente era tan grande que se enfriaba lentamente, lo que le daba una vida de segundos (en lugar de la fracción de segundo que dura un rayo).

Varios meses más tarde, Martin regresó de uno de sus viajes a Washington con un contrato de las Fuerzas Aéreas de EE.UU. para que yo investigara las esferas luminosas. Supongo que las Fuerzas Aéreas estaban interesadas en poder fabricar rayos globulares  y utilizarlos en la guerra de Vietnam para asustar al Viet Cong!.

 


Pero había un problema con mi teoría del "aire caliente": el aire caliente sube y el rayo globular no suele subir. En 1969, una vez finalizado el periodo del contrato, mis colegas y yo llegamos a la conclusión de que aún no teníamos ni idea de lo que era un rayo globular.

Sin embargo, escribimos un artículo, publicado en el Journal of Geophysical Research, titulado Toward a theory of Ball Lightning (Hacia una teoría de los rayos globulares que se producen en casas y aviones), en el que explicábamos que el rayo de bola no podía ser simplemente aire caliente, justamente porque el aire caliente sube.


Iluminando el hogar

Aunque muchos avistamientos de centellas se han producido en el exterior, también se han visto en el interior de las casas. De hecho, un reciente estudio francés sobre 350 avistamientos en Francia reveló que se habían observado muchos más rayos en el interior de las casas que en el exterior (181 frente a 94).

Y lo que es aún más aterrador, se han visto centellas en el interior de aviones.

Por suerte, parece que los rayos en bola que aparecen en el interior de las casas y los aviones son inofensivos y no se han registrado heridos. He oído un informe sobre una esfera lumínica en un avión que pasó alrededor de una azafata mientras caminaba por el pasillo central de la aeronave. (En cambio, se ha visto que los relámpagos de bola en los exteriores inician descargas de rayos muy dañinas).

Nos preguntamos entonces, ¿cómo es que llegan estas bolas de rayos al interior de las casas y de los aviones? ¿Y por qué las esferas luminosas casi siempre se mueven?


Hay personas que afirman haber visto cómo una esfera luminosa entra en una casa a través de una ventana de cristal cerrada, pero el examen posterior del tragaluz no revelaba ningún daño, ni siquiera se observaba una decoloración del cristal.

Se han escrito cientos de artículos en revistas científicas especulando sobre estas cuestiones, asignando la fuente de energía del rayo de bola a la energía nuclear, a la antimateria, a los agujeros negros, a los máseres, a las microondas... lo que sea.

Una teoría reciente (además de la nuestra) sobre el rayo globular -publicada en Nature en 2000 por John Abrahamson, de la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda)- dice que la esfera lumínica es una bola de dendritas (proyecciones ramificadas) de pelusa de silicio en llamas que se forma después de que un rayo vaporice algún material del suelo.

Sin embargo, parece imposible que un mecanismo de este tipo pueda causar una centella dentro de una casa o de un avión.

 

 Nueva y mejorada

La nueva teoría sobre los rayos de bola que hemos publicado mis colegas y yo, no se parece a ninguna anterior.

Proponemos que los relámpagos de bola se alimentan de iones (partículas cargadas) formados en la atmósfera, sobre todo a partir de los relámpagos, donde se producen columnas de iones de kilómetros de longitud, a partir de un relámpago y de "líderes escalonados" (caminos de aire ionizado).

De este modo, los rayos en bola no "atraviesan" las ventanas de cristal cerradas, sino que se forman en la superficie interior de la ventana gracias a los iones que se amontonan en la superficie exterior de la misma.

Los iones acumulados en la superficie exterior del cristal -que es un aislante eléctrico- aumentan el campo eléctrico en el interior del cristal y pueden iniciar la ionización, es decir, la creación de partículas cargadas.

 Las cargas de signo opuesto a las que se encuentran en el exterior de la ventana serán atraídas hacia el interior de la misma, dejando una esfera cargada de plasma libre para alejarse de la vidriera. Esta descarga es un rayo de bola.


 
Utilizando las ecuaciones convencionales del movimiento de los electrones y de los iones en un campo eléctrico, pudimos predecir esa estructura en forma de esfera a partir de una corriente de iones que impacta en el vidrio.

De este modo, creemos que hemos explicado los principales misterios del rayo globular. La fuente de energía son los iones que quedan en la atmósfera tras el impacto de un rayo. La duración aproximada de diez segundos de la centella puede explicarse como el tiempo que tardan los iones en dispersarse hacia el suelo.

La bola se mueve debido a las fuerzas eléctricas de otros iones que se han acumulado en aislantes, tales como los que existen en las paredes de las habitaciones o de los aviones. Por ejemplo, los iones de la descarga del rayo de bola pueden acumularse en una superficie de plástico o madera si la esfera entra en contacto con ella, repeliendo la bola y dando la apariencia de "rebote".

 

Crear un rayo globular

Por supuesto, la prueba definitiva de cualquier teoría es el experimento. Lo que necesitamos es una prueba que reproduzca realmente un rayo en bola de forma controlada.

Varias de las observaciones en aviones han ocurrido cuando no había una tormenta eléctrica evidente. Postulamos que los iones en este caso fueron producidos por la antena de radio del avión.

Si esto es cierto, estos experimentos para la producción de relámpagos de bola deberían ser posibles, independientemente de las fuentes de energía de los relámpagos naturales, que suelen generar hasta 100 millones de voltios.

Si estos experimentos llegan a buen puerto, es muy probable que, en los próximos años, se resuelva definitivamente el viejo misterio de los rayos globulares.

 Nota: Este artículo fue publicado el 4 de Noviembre de 2012.  

En el artículo correspondiente a rayos globulares de la wikipedia en inglés se nos dice que

 "En la actualidad no existe una explicación ampliamente aceptada para el rayo de bola. Se han propuesto varias hipótesis desde que el médico inglés e investigador  de la electricidad,William Snow Harris, en 1843, y el científico de la Academia Francesa François Arago, en 1855, introdujeran el fenómeno en el ámbito científico"






 

16.6.22

Experiencia personal en los túneles medievales del castillo de Dover


En enero de 2020 (justo antes de que se declarara la pandemia de Covid-19), tuve la suerte de visitar el castillo de Dover (Inglaterra), famoso por su riquísima historia... y por los espíritus que -se dice- habitan sus maravillosos pasadizos medievales.

Mi escepticismo respecto de apariciones espíritas es bien conocida, pero las historias  de fantasmas, siempre me han fascinado. Por consiguiente recorrer los túneles era un momento sumamente anhelado. 

Es cierto, que la visita a la Torre de Londres ya me había deparado la emoción de ver (entre muchísimas cosas) el lugar de la tumba de Ana Bolena en la capilla de San Pedro ad Vincula, Sin embargo,  en ésa ocasión no hubo aparición alguna  :-(

La foto de arriba (que saqué a poco de ingresar a los pasadizos) testimonia el ambiente que literalmente nos invadió a poco de hacer el ingreso.

Hay que decir que el largo recorrido es bastante laberíntico, con muy pocos indicios como para orientarse. Es sumamente fácil perderse y comenzar a inquietarse cada vez más, sea uno un crédulo o una persona incrédula. No sentí "presencias", pero sí una creciente ansiedad por querer encontrar la salida .

Fue así, fácil entender como es que hay personas que se sugestionan y creen ver "formas" o "sienten" algo extraño. No obstante, existe gente inmune a tales temores : mi esposa -que suele desorientarse a diez cuadras de nuestra casa- estaba más que feliz y no quería irse del sitio por nada del mundo.

18.3.22

Centro de coservación de mariposas víctima de conspiracionistas

 


Un centro de protección  de mariposas cerca de la frontera entre Texas y México, pero del lado estadounidense, fue objeto de una frenética teoría de conspiración durante la administración Trump . 

Los conservacionistas se vieron obligados a cerrar debido a los incidentes protagonizados por intrusos armados que no estaban interesados ​​​​en las mariposas sino en una afirmación falsa de que las instalaciones eran en realidad una fachada para el contrabando y tráfico sexual. 

El sitio reabrió esta semana, pero solo para miembros

Noticia original en  tinyurl.com/2s46pb6c

8.2.22

Murió el constructor del ovnipuerto de Cachi, Salta


En el año 2008 llegó a la localidad de Cachi, en Salta  un suizo de aspecto excéntrico llamado Werner Jaisli. La historia de su avistaje de  ovnis y como llegó a construir un ovnipuerto está profusamente relatada en el sitio deturismo.ar que invitamos a leer a quienes no conozcan la historia.

Si desean ver una de las tantas notas documentales realizadas luego de que el diseñador abandonara el lugar pueden verlo acá .

La historia en sí es muy romántica, el ovnipuerto realmente es muy bonito y me parece perfecto que se haya convertido en atracción turística, pero eso sí, la especulación de que el autor se fue a Bolivia a construir otro ovnipuerto o de que haya sido abducido por extraterrestres sin duda alguna, no son ciertas.

El individuo en realidad huyó para no ir preso "tras robarle a una pareja de turistas uruguayos, (Fernando Praderio y Silvana Magdalena Terra) que estaba alojada en el hostal Nevado de Cachi. La policía revisó las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del establecimiento y descubrieron a Jaisli en plena acción delictiva", nos revela una nota de Info veloz.

Pareciera ser que éste suceso no opacó el interés artístico-turístico de su obra ya que en 2020 la Cámara de Diputados de Salta declaró al lugar "de interés publico". 

Finalmente, nos enteramos que Jaisli falleció en su Suiza natal la víspera de navidad de 2021.

No tengo nada que objetar a la explotación turística del sitio, pero me parecería correcto que se señalara que el misterio de la desaparición del constructor nunca fue un misterio.

 

                                                    Foto: Javier Corbalán (en El Tribuno, de Salta)