8.11.07

La confesión de Daniel Dunglas Home

(Foto gentileza de "Die welt des Paranormalen ")

A punto estuve de necesitar un médium para comunicarme con ustedes luego de que un automovilista tuviera la mala idea de atropellarme el 16 de octubre. No ví la famosa "luz blanca al final del túnel", ni tuve experiencias extracorpóreas cuando operaron mi maltrecha pierna izquierda. Lástima ... una oportunidad así no se tiene todos los días ;-)
Eso sí, comprobé (aunque no necesitaba llegar a tales extremos para recoger la evidencia necesaria) que sin la ciencia y tecnología, (y el buen hacer de médicos, enfermeros y paramédicos) no estaría aquí :-)

Como aún no me encuentro en condiciones de estar demasiado tiempo ante el ordenador, compartiré con ustedes algo sencillo que tiene que ver con uno de mis temas favoritos: los fraudes espiritistas .

"El espiritismo", de Yvonne Castellan es un clásico pero no por ello se trata de un buen libro - de hecho, me ha parecido bastante mediocre- . Sin embargo, hay una declaración que -de ser fidedigna- justifica por sí misma la lectura del libro. Y subrayo "de ser cierta", porque Castellan tiene la liviandad de referirla de la siguiente manera:

"* Doctor Phillips Davis, La fin du monde des Esprits, citado por Mainage Th. La religion spirite Revue des jeunes, Paris, 1921.

Quizás la psicóloga francesa no necesitó inquirir más aunque a nosotros nos hubiera gustado que lo hubiera hecho. Es que ella asegura que el Doctor Philips Davis fue el médico personal de Daniel Dunglas Home durante los tres últimos años de vida del médium espiritista de origen escocés que atestigua una singular -e importante- entrevista donde D.D.H. confiesa su incredulidad respecto de los "seres del más allá".

Debo reconocer que me encantaría poder certificar la veracidad del testimonio, pero sólo me limitaré a transcribirlo para que algún investigador interesado pueda suscribirla, corregirla o desecharla. Si William Crookes hubiera sabido como era burlado...

Ahí va: Pags 111-112

"Esa noche, cansado de conversar, Home se había acercado a la mesa, y apoyando las manos que se habían vuelto transparentes de tan delgadas, me dijo:

"- Quiero saber cuanto tiempo de vida me dejan aún los espíritus. Y por todos lados retumbaron los golpes dados en la mesa, ya como un trueno, ya como una descarga de ametralladora".

"- ¿Para qué?- le contesté yo-. ¿No sabe usted a qué atenerse sobre la existencia real de esos espíritus que no han existido jamás sino por el poder de ese admirable cerebro que dice a la materia inerte: "Haz ésto" , y a quien la materia inerte obedece? ¡La Antigüedad lo hubiera puesto entre sus semidioses!"

"Yo sabía como había que tratarlo , y ese halago le gustó porque me respondió:

"- Es cierto, después de todo que esa multitud de espíritus ante los cuales se arrodillan las almas crédulas y supersticiosas no han existido jamás. Por lo menos yo no los he encontrado jamás en mi camino. Los he utilizado para dar a mis experimentos esa apariencia misteriosa que en todos los tiempos gustó a las masas y sobre todo a las mujeres , pero no he creído en su intervención en los fenómenos que yo producía y que todos atribuían a influencias de ultratumba. ¿Cómo podría yo creerlo? Siempre les he hecho decir todo lo que tenía ganas a los objetos sobre los cuales influía con mi fluído . No, un médium no puede creer en los espíritus ; aún más, es el único que no puede creer nunca en ellos. Como el antiguo druida que se escondía en una encina para hacer oír la temida voz de Teutates, el médium no puede creer en seres que no existen más que por su voluntad.

"- Después de haber pronunciado esas palabras con esfuerzo y como si hablara consigo mismo, se calló... Cuando volvió en sí me dijo:

"No publique eso antes de que yo muera".

Ya habrá alguien que diga que Home no niega haber tenido poderes extraordinarios, sino que sólo niega que los espíritus fueran los causantes o que sólo reconoce que ha mentido descaradamente a sus interlocutores por razones publicitarias.

La cuestión no deja de resultar interesante ¿no?




4 comentarios:

Lonjho dijo...

Caray, que te mejores pronto.

Sigo tu blog, aunque no comente nunca.

Carolus dijo...

Te agradezco mucho, lonjho :-)

Saludetes
Carolus

Abrahan Choqe dijo...

Interesante

Abrahan Choqe dijo...

Interesante