16.12.06

Tras las huellas de los raptores

Los feroces velociraptors (ladrones veloces) saltaron a la fama gracias al film “Jurassic Park”, pero como suele ocurrir con los productos de Hollywood los actores no eran como sus referentes reales. El modelo que usaron los cineastas era el de un pariente más grande que el velociraptor. Ambos géneros de dinosaurios forman parte de la familia comúnmente conocida como “raptores”. El paleontólogo argentino Fernando Novas fue el que probó que diversos géneros de estos temibles carnívoros poblaron la Argentina durante la era secundaria a finales del Período Cretácico cuando África aún estaba unida a Sudamérica formando un continente llamado Gondwana.

Los raptores podían medir desde dos hasta seis metros según la especie de que se tratara. Las mandíbulas estaban repletas de colmillos filosos, las manos y los pies tenían cuatro dedos. En el dedo medio (dedo dos) del pie todos tenían una enorme garra en forma de navaja y ahora, un hallazgo de pisadas fósiles de dromesáuridos echa luz sobre cómo apoyaban el pie estos monstruos del Cretácico. Curiosamente , los rastros no exhibían señales de la garra que poseían en ese extremo. "Las huellas muestran que no tenían el dedo dos completamente levantado, sino que apoyaban la primera falange y el resto quedaba elevado" relata en la nota de "La Nación" Sebastián Apesteguía investigador del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia que dirigió la exploración.

Fernando Novas probó que los raptors también poblaron Sudamérica cuando descubrió
al "Neuquenraptor argentinus", que poseía en el dedo mayor del pie una garra afilada con forma de guadaña y debía medir unos dos metros de largo. El paleontólogo argentino contó que "quizás luchara como lo hacen las águilas actuales: con sus patas , dando saltos. No se puede asegurar que tuviera plumas, pero los dinosaurios emplumados que se hallaron en Liaoning, China , permiten suponerlo", concluyó.

Otro gran descubrimiento del mismo año había sido el "Unenlagia Comahuensis" que en lengua mapuche significa "mitad ave" y era levemente mas grande que el neuquenraptor. A pesar de no tratarse de un ave, la región pélvica era muy parecida a la del pájaro más antiguo conocido y el hueco donde se inserta el brazo indicaba que podía plegarlos como los actuales. Probablemente moviera esos brazos para mantener el equilibrio durante la carrera o para agitarlos en la pelea como hacen los gallos de riña. Al principio, el investigador tuvo problemas para ubicarlo en el árbol filogenético, pero en la actualidad es considerado un raptor.

Aunque los dromesáuridos no sean tan populares como otros dinosaurios megaestrellas, tienen sus fanáticos en el ámbito deportivo. En Norteamérica existe un equipo de básquet de la NBA que se llama "Toronto Raptors" . Aunque
no se parezca a los verdaderos raptors indudablemente tiene un aspecto más simpático que el que tuviera el modelo real.




2 comentarios:

Gilgamesh dijo...

Puntualización: Los raptores, como casi todos los dinos terópodos (bueno, como todos los terópodos "modernos"), tenían cuatro dedos en los pies, y no tres. Cuando hablas de la garra del "dedo medio", te refieres al segundo dedo, empezando a contar por el más pequeño, en la cara interior de la pata. Observa un esqueleto y te darás cuenta.
¡Un saludo!

Carolus dijo...

Nobleza obliga, es como dices.
En http://researchnews.osu.edu/archive/nuraptorpix.htm#anchor4811
se ve con claridad.
Muchas gracias por tu observación, Gilgamesh :-)

Saludetes
Carolus