20.6.07

Transmisión radial de "La guerra de los mundos" (1º parte)


(Portada de Long Play con la grabación del programa radial -Gentileza de The Bernard Herrmann Society http://www.bernardherrmann.org/)

"The Mercury Theatre on the Air" era un programa radial que presentaba las obras teatrales de la compañia que John Houseman y Orson Welles habían creado meses antes : el Teatro Mercurio . El recurso publicitario resultó demasiado convincente cuando en la noche anterior a Halloween de 1938, se transmitió la adaptación radiofónica de la novela "La guerra de los mundos "de Herbert G. Wells , escrita por Howard Koch. La novela del escritor británico estaba ambientada en Inglaterra, pero los sucesos narrados aquí ocurren en Grovers Mill, Nueva Jersey. Existe un monumento conmemorativo en el sitio que Koch eligió para que comenzara la invasión marciana.

Aunque el programa no produjo realmente una histeria de masas como aseguraron por aquella época varios medios y el equipo de la Universidad de Princeton que estudió su impacto mediático, realmente aterrorizó a muchos oyentes desprevenidos ... y se convirtió en un hito sociológico con bastante de mito.

Si quiere oír la grabación original completa en inglés haga click aquí.
Si la quiere oír individualizando fragmentos específicos (en inglés) haga click aquí.

Una traducción al español (con algunas diferencias de estilo respecto de la que ofrecemos en éste blog) se puede leer aquí.

Guión de "La guerra de los mundos", por "El Teatro Mercury en el aire"

LOCUTOR 1 (L1): La Columbia Broadcasting System (C.B.S.) y sus estaciones asociadas presentan a Orson Welles y al Mercury Theatre en "La guerra de los mundos" de H. G. Wells.

Cortina musical

LOCUTOR 2 (L2): Señoras y señores... el director del Mercury Theatre y primer actor de ésta emisión de radio , Mr. Orson Welles.

ORSON WELLES: Estamos al tanto de que en los primeros años del siglo XX, seres más inteligentes que el hombre y sin embargo mortales, vigilaban atentamente a nuestro planeta. Asimismo sabemos que mientras los seres humanos se dedicaban a sus ocupaciones, otros los examinaban y estudiaban con total exactitud y minuciosidad , del mismo modo que hace el hombre, que se vale del microscopio para examinar a las criaturas que viven y se reproducen en una gota de agua. Alegres y despreocupados, los habitantes de éste mundo iban de acá para allá ocupados de sus asuntos, serenos y seguros de su dominio en éste fragmento que gira , ésta partícula solar que, por casualidad o designio, el hombre ha heredadado en el oscuro misterio del tiempo y el espacio. Sin embargo, a través del inmenso mar etéreo , mentes que respecto a la nuestra son como la mía respecto a las bestias salvajes; grandes intelectos , fríos y exentos de simpatía veían a nuestro planeta con envidia, y lenta pero implacablemente, tramaban sus planes contra nosotros. En el año trigésimo noveno del siglo XX ocurrió la gran desilusión.

L1: En las últimas veinticuatro horas no se ha notado un cambio apreciable de temperatura; sólo sabemos de una ligera perturbación atmosférica en Nueva Escocia cuyo origen no es posible determinar que produjo un área de baja presión que se desplaza rápidamente hacia los estados del Nordeste. Ello anuncia lluvia y vientos huracanados. Temperatura máxima: 18, 8 º C , mínima: 8,8ºC. Estos datos les son proporcionados por la oficina meteorológica del gobierno.

Ahora los transportamos al Salón Meridian del Hotel Park Plaza, en Nueva York, donde escucharán a Ramón Raquello y su orquesta...

(Tema musical)

L 3: Buenas noches, señoras y señores. Desde el Salón Meridian en el Hotel Park Plaza de Nueva York oirán a Ramón Raquello y su orquesta. Ramón Raquello ejecutará "La Cumparsita".
(Se escuchan los primeros acordes pero el tema es "pisado" por el L2)

L2:Señoras y señores. Interrumpimos nuestro programa de baile y música para transmitirles un boletín especial de la Intercontinental Radio News. A las 7:40 hora de Chicago, el profesor Farrell del Observatorio de Monte Jennings comunica varias explosiones de gas incandescente a intervalos regulares en el planeta Marte.
El espectroscopio indica que se trata de gas hidrógeno y que se dirige hacia la Tierra a una velocidad portentosa. El profesor Pierson del Observatorio de Princeton, confirma la observación de Farrell y describe al fenómeno como una "llamarada azul".

Volvemos nuevamente a oír la música de Ramón Raquello que ejecuta algunas piezas en el salón Meridian del Hotel Park Plaza de la ciudad de Nueva York.
(Canción completa, aplausos)

Ahora una canción que siempre es del agrado del público: "Polvo de estrellas". Ramón Raquello y su orquesta...
(Música)

L1: Señoras y señores: tras las noticias del boletín transmitido hace un momento, la oficina meteorológica del gobierno ha pedido a los grandes observatorios que comuniquen cualquier perturbación que observen en el planeta Marte. Debido a la naturaleza extraordinaria de éste suceso, hemos solicitado y obtenido una entrevista con el eminente astrónomo Profesor Pierson, que nos dará su opinión sobre éste acontecimiento. Dentro de unos minutos los conduciremos al Observatorio de Princeton, estado de New Jersey. Mientras tanto, volvemos a escuchar la música de Ramón Raquello y su orquesta.
(Música)

L2: Ahora los llevaremos al Observatorio de Princeton donde Carl Phillips, nuestro periodista, entrevistará al famoso astrónomo Profesor Richard Pierson. Llegamos al observatorio (ruidos de pasos) .

Carl Phillips : Buenas noches, señoras y señores. Habla Carl Phillips, que se dirige a ustedes desde el observatorio de Princeton. Estoy en una amplio cuarto semicircular pintado de negro. En el techo hay una abertura oblonga. A través de ese resquicio puedo ver un enjambre de estrellas que iluminan con luz fría el complejo mecanismo de un enorme telescopio. El tic-tac que uds. escuchan proviene de un reloj. El profesor Pierson está de pie sobre una pequeña alfombra justo encima de mí, observando a través de las lentes gigantescas. Les pido señoras y señores, un poco de paciencia por las demoras que pudieran ocurrir durante nuestra entrevista. Además de la constante vigilancia que mantiene en el cielo, las llamada telefónicas podrían interrumpir al profesor Pierson que está en contacto permanente con los centros astronómicos del mundo.

Profesor... ¿puedo comenzar a formular mis preguntas?

Prof. Pierson(Interpretado por Orson Welles):Cuando usted guste, señor Phillips.

E: Profesor ¿Podría Ud. describir a nuestros oyentes lo que puede observar en el planeta Marte con la ayuda del telescopio?

Prof. Pierson: Por el momento, nada anormal, señor Phillips. Un disco rojo flotando sobre un mar azul. Franjas transversales a través del disco. Ahora se ven con toda nitidez porque Marte se encuentra en el punto más cercano a la Tierra... "en oposición", como solemos decir nosotros los astrónomos.

E: En su opinión, profesor Pierson, ¿qué significan esas franjas transversales?

Prof. Pierson: Puedo asegurarle, señor Phillips , que esas franjas no son canales aunque esa sea la creencia popular y la de los que suponen que Marte está habitado.

E:¿Qué explicación puede darnos de las erupciones observadas a intervalos regulares en la superficie del planeta ?

Prof. Pierson: Lo siento, señor Phillips pero no puedo darles ninguna explicación.

E:
Entre paréntesis, profesor, para el conocimiento de nuestros oyentes : ¿a qué distancia está Marte de la Tierra?

Prof. Pierson: Aproximadamente a sesenta y cinco millones de kilómetros.

E: Parece que esa distancia supone una garantía de seguridad... ¡Un momento, señoras y señores! Alguien ha entregado un mensaje al profesor Pierson. Mientras lo lee, permítanme recordarles que les hablo desde el Observatorio de Princeton, New Jersey, donde estoy entrevistando al Profesor Pierson de fama mundia l... ¡un momento por favor! El profesor Pierson me ha entregado un mensaje que acaba de recibir...Profesor Pierson, ¿puedo leer el mensaje a nuestros oyentes?

Prof. Pierson: Desde luego, señor Phillips.

E: Señoras y señores. Voy a leerles un telegrama que el Dr. Gray del Museo de Historia Natural de Nueva York ha dirigido al Profesor Pierson. "9:15 PM, hora Este. Sismógrafo registró una conmoción intensidad próxima terremoto dentro área Princeton. Ruego investigue. Lloyd Gray, Jefe División Astronomía.

E: Profesor Pierson, ¿puede tener éste suceso alguna relación con las perturbaciones observadas en el planeta Marte?

Prof. Pierson:Difícilmente, señor Phillips. Se trata probablemente de un meteorito de gran tamaño, y el hecho de que su caída haya tenido lugar en éstos momentos es puramente una coincidencia. No obstante, llevaremos a cabo una investigación, tan pronto como lo permita la luz del día.

E: Gracias, Profesor. Señoras y señores: durante los últimos diez minutos les he estado hablando desde el observatorio de Princeton donde me he entrevistado con el eminente astrónomo , Profesor Pierson. Habla Carl Phillips. Ahora conectamos con nuestro estudio de New York.
(cortina musical , que se interrumpe)

L2:Señoras y señores: éste es el último boletín expedido por la International Radio News:
"-Toronto , Canadá. El Profesor Morse de la Universidad Macmillan, comunica haber observado un total de tres explosiones en el planeta Marte entre las 19:45 y las 21:20 horas de New York-". Esto confirma las primeras comunicaciones recibidas de los observatorios estadounidenses. Ahora, desde Trenton, New Jersey, cerca de aquí, nos llega un comunicado especial. Se nos dice que a las 20 : 00 hs un enorme cuerpo incandescente, probablemente un meteorito, cayó en los campos de una granja situada en la vecindad de Grovers Mill, New Jersey, a treinta y cinco kilómetros de Trenton. El destello en el cielo pudo verse en un radio de varios cientos de kilómetros y el ruido producido por el impacto fue oído hacia el norte, en la ciudad de Elizabeth.
Hemos enviado una unidad móvil hacia ese lugar y nuestro comentarista- Carl Phillips- les hará una descripción verbal del suceso tan pronto como llegue desde Princeton. Mientras tanto, conectamos con el Hotel Martinet de Brooklin, donde Bobby Millette y su orquesta ofrecen un programa de música bailable...

(La orquesta toca música de swing un rato y se interrumpe)

Los llevamos a Grovers Mill, New Jersey.

(Se escuchan ruidos de una muchedumbre y sirenas de patrulleros policiales)

Carl Phillips: Señoras y señores: nuevamente les habla Carl Phillips, ahora desde la Granja Wilmuth en Grovers Mill, New Jersey. El Profesor Pierson y yo hemos recorrido los diecisiete kilómetros que separan a Princeton de éste lugar en sólo diez minutos. Bueno... me resulta difícil describir la extraña escena que tengo ante mis ojos. Parece un cuento de "Las mil y una noches" adaptado al mundo actual. Bueno, acabo de llegar. No he tenido aún la oportunidad de echar una mirada a mi alrededor. Creo que lo tengo frente a mí. Sí, creo que ante mí está la...cosa. Está semi-enterrada en una especie de pozo que debe haber abierto al chocar contra la tierra con fuerza pavorosa. El suelo está cubierto por las astillas de un árbol que debe haber derribado al caer . Lo que puedo divisar del objeto mismo no se parece a un meteorito, por lo menos a los metoritos que haya visto. Más bien se parece a un enorme cilindro... tiene un diámetro de... ¿que iba a decir Ud., profesor Pierson?

Prof.Pierson: Casi treinta metros.

Phillips: Casi treinta metros... el metal que recubre al objeto es... bueno...nunca había visto nada parecido . Su color es algo así como blanco amarillento. Los curiosos se acercan al objeto a pesar de los esfuerzos que realiza la policía para mantenerlos a distancia. Se interponen en mi línea de visión. ¿No le molestaría colocarse a un lado, por favor?

Policía: A un lado, ahí. A un lado.

Phillips:
Mientras los policías hacen retroceder a la multitud aparece el señor Willmuth, propietario de la granja. Quizás tenga algo interesante para decirnos... Señor Willmuth ¿Podría contar a nuestra audiencia lo que recuerde de la llegada de éste extraordinario visitante que aterrizó en su propiedad? Acérquese más, por favor. Señoras y señores: el Sr. Willmuth...

Mr. Willmuth: Estaba escuchando lo que decía la radio.

Phillips: Más cerca y más fuerte, por favor.

Mr Willmuth: Disculpe.

Phillips: Más alto, por favor, y más cerca.

Mr. Willmuth: Sí, señor. Estaba escuchando medio adormilado lo que transmitía la radio , mientras ese profesor hablaba de Marte. Así que estaba medio adormilado y medio...

Phillips: Sí, señor Willmuth ¿y qué sucedió entonces?

Mr.Willmuth : Como iba diciendo, estaba escuchando la radio medio adormilado, medio...

Phillips: Sí, señor Willmuth; y entonces usted ¿vio algo?

Mr. Willmuth: No, al principio oí algo.

Phillips: ¿Y qué oyó usted?

Mr. Willmuth: Un siseo , como ésto :"sssss" ; parecía un cohete de esos que vuelan el 4 de julio.

Phillips: Y luego, ¿qué?

Mr. Willmuth:Me volví hacia la ventana , hubiera jurado que estaba dormido y soñando.

Phillips: ¿Sí?

Mr. Willmuth:
Ví algo parecido a un rayo verdoso en el cielo y luego ¡Zás!, algo chocó contra el suelo con tal violencia que me hizo saltar de la silla.

Phillips: ¿Se asustó , señor Willmuth?

Mr. Willmuth: Bueno, debo reconocer que no estoy muy seguro. Admito que me irritó.

Phillips: Gracias señor Willmuth, gracias.

Mr. Willmuth: ¿No quiere que le diga algo más?

Phillips: No... está bien. Es bastante. Señoras y señores: acaban de oír al señor Willmuth, propietario de la granja donde ésta cosa ha caído. Desearía recrear para ustedes la atmósfera de ésta escena... de ésta escena fantástica. Cientos de automóviles están estacionados en un campo cercano. La policía trata de aislar la carretera que conduce a la granja, pero no lo logra. La gente aparece desde todas partes. Sus linternas iluminan un punto enorme del pozo donde el objeto está semienterrado. Algunos audaces se atreven a acercarse. Sus siluetas se destacan sobre el resplandor del metal (se escucha un débil zumbido que va lentamente aumentando) . Un hombre quiere tocar la cosa... Un policía le recrimina. La policía puede... señoras y señores...hay algo que no he mencionado con toda ésta confusión...algo que se oye con total nitidez. Quizás ya hayan percibido ese ruido en sus radios. ¡Escuchen! (pausa) ¿Lo oyen?. Es un zumbido muy particular que parece provenir del interior del objeto. Colocaré mi micrófono más cerca. Aquí. (pausa) Estamos a ocho metros de la cosa. ¿Pueden oírlo ahora? ¡Oh, Profesor Pierson!

Prof. Pierson: Sí, señor Phillips...

Phillips: ¿Puede decirnos que significa ese ruido que proviene del interior de la cosa?

Prof. Pierson: Probablemente provenga del enfriamiento irregular de su superficie.

Phillips: Profesor... ¿sigue Ud. creyendo que se trata de un meteorito?

Prof. Pearson: No sé que pensar. Indudablemente la envoltura metálica es, me atrevo a decir, extraterrestre... algo que no se encuentra en la Tierra. La fricción con la atmósfera terrestre por lo general abre agujeros en un meteorito pero la superficie de esta cosa es pulida y, como puede apreciar, tiene una forma cilíndrica.

Phillips: ¡Un momento!...¡algo está ocurriendo!.. Señoras y señores: ¡Esto es terrible!... ¡El extremo de la cosa comienza a moverse! ¡La parte superior comienza a dar vueltas como un tornillo!...¡El objeto debe estar hueco!

Voces:
¡Se mueve!
¡Miren, la condenada cosa se está destornillando!
¡Atrás, ahí! ¡Atrás, le digo!
¡Quizás haya hombres adentro que tratan de escapar!
¡Está caliente hasta el rojo vivo! ¡Serán carbonizados!
¡Atrás ahí! ¡Mantenga a ese idiota atrás!
(Se oye el ruido de una gran pieza metálica que cae al suelo)
¡Ha caído! ¡La tapa ha caído!
¡Cuidado ahí! ¡Retírese!

Phillips: Señoras y señores : ésta es la cosa más aterradora que jamás me haya tocado presenciar... ¡un momento! Alguien se desliza a través de la abertura superior. Alguien... ¡o algo!. Puedo ver dos discos luminosos asomarse desde ese pozo negro ¿Acaso son ojos?. Puede que sea una cara. Puede que sea...
(se oyen gritos de terror en la multitud)

¡Dios mío! ¡Algo sale fuera de la sombra arrastrándose como si fuera una serpiente gris! Ahora aparece otra, y otra! Parecen tentáculos. Ahora puedo ver el cuerpo de la cosa. Es grande como el de un oso y brilla como cuero mojado, pero ... ése rostro... es indescriptible. Me cuesta sostener la mirada . Los ojos son negros y brillan como los de una serpiente. La boca tiene la forma de V y la saliva chorrea de las comisuras de sus labios sin bordes, que parecen estremecerse y latir . El monstruo, o lo que sea, apenas puede moverse. Parece abrumado por el peso de una gravedad desconocida para él. La cosa se levanta. La multitud retrocede. Ya han visto bastante. Esta es la experiencia más extraordinaria... no encuentro palabras. Arrastro conmigo al micrófono mientras les voy hablando. Tendré que interrumpir mi relato hasta haber tomado una nueva posición. Un momento, por favor; volveré en un minuto.
(música)

L.2: Les estamos transmitiendo lo que ocurre en la granja de Willmuth en Grovers Mill, New Jersey.
(nuevamente música) .

Volvemos a conectarnos con Carl Phillips, en Grovers Mill.

Phillips: Señoras y señores ... ¿estoy conectado?. Señoras y señores, aquí estoy detrás de un muro de piedra que rodea al jardín del señor Willmuth. Desde aquí puedo ver toda la escena. Les seguiré dando detalles mientras me sea posible hablar...mientras me sea posible ver. Han llegado más policías estatales. Treinta de ellos montan un cordón alrededor del pozo. Ahora no es necesario hacer retroceder a la multitud que espontáneamente se mantiene a distancia. El capitán está hablando con alguien. No puedo ver quién es. ¡Oh, sí! Creo que es el profesor Pierson. Sí, es él. Ahora se han separado. El profesor da vueltas a un lado del pozo para observar de cerca al objeto mientras el capitán y dos policías se adelantan con algo entre sus manos. Ahora puedo ver lo que es. Es un pañuelo blanco atado a un palo. Una bandera de parlamento. ¿Sabrán esas criaturas lo que significa? ... si es que algo tiene significado para ellos... ¡Esperen! ¡ Algo está ocurriendo!
(Se oye un zumbido cada vez más fuerte)

Un cuerpo con una joroba sale afuera del pozo. Puedo ver un pequeño rayo de luz reflejado en un espejo. ¿ Qué es esto? Algo así como un chorro de fuego sale lanzado de ese espejo hacia los hombres que avanzan. ¡Los alcanza! ¡Dios mío, los convierte en llamas! (Alaridos y gritos de terror) . ¡Todo el campo se incendia!. (Se oye una explosión) . Los bosques... los tanques de gasolina de los automóviles... El chorro de fuego se extiende por todas partes... ¡se dirige hacia aquí! Está a veinte metros a mi derecha! !
(se oye el ruido del micrófono que cae al suelo, luego silencio absoluto)

L2: Señoras y señores : Debido a circunstancias ajenas a nuestra voluntad, no podemos continuar nuestra transmisión desde Grovers Mill. Evidentemente, ha sucedido algo que por el momento nos impide mantenernos comunicados con ese lugar. No obstante, volveremos allí a la primer oportunidad que tengamos. Mientras tanto, les leeremos un boletín recién llegado desde San Diego, California. "El profesor Indelkoffer, al hablar en un banquete ofrecido por la Sociedad Astronómica de California, expresó su opinión de que las explosiones de Marte no se deben a otra cosa más que a grandes perturbaciones volcánicas en la superficie de ese planeta". Continuamos ahora con música de piano.
(Luego de un rato, se interrumpe la interpretación)

Señoras y señores: Acabo de recibir un mensaje telefónico desde Grovers Mill. Aguarden un momento. Al menos cuarenta personas , incluyendo seis soldados, yacen muertos al este del pueblo de Grovers Mill. Sus cuerpos están carbonizados y deformados hasta el punto de que es imposible reconocerlos. La voz que escucharán ahora es la del general de brigada Montgomery Smith, comandante militar del Estado de Trenton, Nueva Jersey.

Gral. Smith: El gobernador de Nueva Jersey me ha pedido que imponga la ley marcial en los condados de Mercer y Middlessex, hasta Princeton hacia el oeste y hasta Jamesburg hacia el este. Sólo las personas que presenten un pase especial expedido por las autoridades federales y militares tendrán acceso a esa zona. Cuatro compañías militares marchan desde Trenton a Grovers Mill y ayudarán a evacuar a la población dentro del radio de operaciones militares. Gracias.

L2: Acaban ustedes de escuchar al general Montgomery Smith comandante militar del estado de Trenton. Mientras tanto, llegan hasta nosotros más detalles de la catástrofe ocurrida en Grovers Mill. Las extrañas criaturas, después de haber llevado a cabo su mortífero asalto, volvieron arrastrándose hacia el pozo y no intentaron impedir la labor de los bomberos para recuperar los cuerpos y extinguir el fuego. Las dotaciones de bomberos del condado de Mercer combaten los incendios que amenazan a toda la campiña.
Hasta ahora no hemos podido reestablecer el contacto con nuestro equipo móvil en Grovers Mill, pero esperamos volver a hacerlo dentro de poco. Entretanto, volvemos a... ¡Un momento , por favor!
(Pausa extensa, susurros)


¡Señoras y señores! En éste momento se me informa que por fin, hemos podido establecer comunicación con un testigo presencial de la tragedia. Hemos localizado al profesor Pierson en una granja cerca de Grovers Mill, donde ha establecido un puesto provisorio de observación. Como hombre de ciencia, les dará a ustedes una explicación de ésta catástrofe. La voz que escucharán ahora por línea telefónica es la del profesor Pierson.

Prof. Pierson:
De las criaturas que salieron del cilindro en Grovers Mill, no puedo darles ninguna información razonable ni en lo que refiere a su naturaleza, ni en cuanto a su origen o propósito aquí en la Tierra. En cuanto a su instrumento de destrucción sólo puedo intentar alguna explicación a modo de conjetura. Como no poseo un término apropiado, lo describiré como un rayo de calor. Es muy evidente que estas criaturas poseen un conocimiento científico muy superior al nuestro. Supongo que pueden generar elevadísimo calor en una cámara con poder adiatérmico. Este intenso calor lo deben proyectar por medio de un doble rayo paralelo contra el blanco, valiéndose de una lente parabólica pulida de composición desconocida para nosotros, de forma análoga a cómo el espejo de un faro lanza su rayo de luz.

L2:Gracias, profesor Pierson.

Señoras y señores, les leeré un boletín que nos acaban de enviar. En pocas palabras nos informan que el cuerpo carbonizado de Carl Phillips ha sido identificado en un hospital de Trenton.
Ahora nos llega otro boletín, desde Washington, D.C.: "La oficina del director de la Cruz Roja informa que diez unidades de empleados han sido asignadas al cuartel general militar del estado , situado en las afueras de Grovers Mill, New Jersey".
Otro boletín que proviene de la policía de Princeton Junction dice lo siguiente: "Los incendios en Grovers Mill y alrededores han sido sofocados. Los testigos presenciales informan que por ahora todo está tranquilo en el pozo y no aparece señal de vida en el cilindro".

Y ahora, señoras y señores, les leeremos un comunicado de Harry Mc Donald que actúa como vicepresidente encargado de las Operaciones.

Mc Donald: Hemos recibido un pedido de parte del comando militar de Trenton para colocar a su disposición todos nuestros equipos de radio. En vista de la gravedad de la situación hemos acordado facilitar todas nuestras disponibilidades.

L2: Ahora les llevaremos al cuartel general establecido cerca de Grovers Mill, Nueva Jersey.

Capitán Lansing: Habla el Capitán Lansing, del Cuerpo de Señales adscripto al comando militar del estado y actualmente realizando operaciones en la vecindad de Grovers Mill. La situación que se ha planteado por ciertos individuos de naturaleza no identificada, está ahora bajo nuestro completo control.
(Pausa)

El objeto cilíndrico que yace en el pozo debajo de nuestra posición está rodeado por ocho batallones de infantería sin piezas pesadas de artillería pero armados adecuadamente con fusiles y ametralladoras. Toda causa de alarma, si es que hubo lugar a ella, ya no se justifica. Las cosas, sean lo que sean, no se atreverán a asomar sus cabezas por fuera del pozo. Puedo ver claramente su escondrijo iluminado por la luz de nuestros reflectores. A pesar de todos los recursos con que nos dicen que están dotados, esas criaturas difícilmente puedan afrontar el fuego de las ametralladoras pesadas. De todas maneras, resultará un ejercicio interesante para nuestras tropas. Puedo ver sus uniformes color caqui, cruzando de un lado a otro frente a las luces de los reflectores. Casi parece un campo real de batalla. En los bosques que limitan al río Millstone aparece una tenue humareda. Probablemente se trate de las hogueras prendidas por la gente que está acampada allí. Bueno, es de esperar que pronto entremos en acción. Una de las compañías se desplaza por el flanco izquierdo. Una rápida embestida y todo habrá terminado.

¡Esperen un minuto! Veo algo sobre la cúspide del cilindro. No... sólo se trata de una sombra. En éste momento las tropas están en el límite de la granja Willmuth. Siete mil hombres armados se aproximan cerrando el cerco... ¡Esperen un momento! ¡No era una sombra! ¡Es algo que se mueve... metal sólido... algo así como un escudo de metal que sale fuera del cilindro . ¡Se eleva más y más! Se alza sobre unas patas. ¡En estos momentos alcanza la copa de los árboles!¡Los reflectores lo iluminan! ¡Atención! ¡Sostenga ésto!
(Silencio)

L:2
Señoras y señores: debo comunicarles una grave noticia. Por increíble que parezca, tanto las observaciones de los científicos como la evidencia de nuestros ojos nos demuestra que esos seres extraños cuya descripción hemos realizado, son la vanguardia de un ejército invasor procedente del planeta Marte. La batalla que ha tenido lugar esta noche en Grovers Mil ha terminado con una de las más desastrosas derrotas sufridas por un ejército en los tiempos modernos; siete mil hombres armados con fusiles y ametralladoras se lanzaron contra una sola máquina de batalla de los invasores marcianos. Que se sepa sólo han quedado ciento veinte sobrevivientes. Los demás yacen desparramados sobre el campo de batalla entre Grovers Mill y Plainsboro aplastados y deshechos por las patas de metal del monstruo o reducidos a cenizas debido a la acción de su rayo de calor. El monstruo controla ya la mitad del sector central de Nueva Jersey y ha divido al estado en dos .

Están cortadas las líneas de comunicación de Pennsylvania al océano Atlántico. Las vías del ferrocarril están destrozadas y el servicio desde Nueva York a Filadelfia, interrumpido, con excepción de algunos trenes entre Allentown y Phoenixville. Las carreteras hacia el norte, sur y Oeste se encuentran abarrotadas de gente que huye horrorizada. Las reservas de la policía y del ejército son incapaces para controlar la frenética huida. Durante la mañana los fugitivos habrán entrado en Filadelfia, Camden y Trenton, en oleadas humanas cuyo número puede calcularse en el doble de su población normal.

Se ha decretado la ley marcial en Nueva Jersey y en el oeste del estado de Pennsylvania . Ahora les llevamos a ustedes a Washington, para que escuchen una transmisión especial referida a éste caso de peligro nacional.

Ahora va a hablarles el secretario del Interior.

(Continuará)







4 comentarios:

Victor dijo...

genial el trabajo de transcripción.

Felicidades.

Luis dijo...

esta bueno leerlo y escucharlo al mismo tiempo

Lolito The Ripper dijo...

Muy buena traduccion.
Me preguntaba si podria hacer uso de ella, pues quiero subir videos a you tube con el audio.
Saludos

JAIME LEIVA ESCOBEDO dijo...

buen trabajo!! Gracias por el tiempo invertido..